La muñeca japonesa Okiku

La leyenda de Okiku, la muñeca poseída

La leyenda de la muñeca Okiku, es una atracción del templo Hokkaido, Japón. La historia inexplicable de su largo cabello que no para de crecer.

Existen historias espeluznantes sobre las muñecas o muñecos como el caso de Robert The Doll el muñeco maldito. En este caso hablaremos de la muñeca japonesa maldita llamada Okiku. Hasta el día de hoy Okiku es un misterio para todos, nadie tiene una explicación clara, de hecho explicación no existe, a continuación te contaremos esta enigmática historia que jamás ha sido resuelta.

¿Una histora de amistad o posesión?

La historia de la conocida muñeca Okiku

La historia comienza en 1918, cuando Eikichi Suzuki le regala a su hermana pequeña llamada Okiku, una muñeca muy peculiar que usa un kimono al estilo japonés, unos ojos negros que cautivan a quienes la observen y un cabello negro azabache donde se esconde el gran enigma.

La pequeña Okiku quedó encantada desde la primera vez que vio a su amiga, así que la bautizó con su mismo nombre, Okiku. Desde el día el primer día se volvieron inseparables, una de las frases que más utilizaba la pequeña niña era “ seremos amigas eternas y jugaremos hasta el final”. No obstante, un día Okiku se enfermo gravemente, lamentablemente murió debido a complicaciones de la gripe y fiebre severa. La familia en forma de recordarla colocó la querida muñeca en el altar familiar en memoria de su hija y desde este momento comienza el misterio de Okiku la muñeca japonesa poseída.

Pronto la familia se dio cuenta de que algo extraño estaba sucediendo con la muñeca, su pelo estaba creciendo, la familia un comienzo se asustaron, no obstante, creyeron hasta sus últimos días que el espíritu de Okiku estaba en la muñeca. Ellos cortaban el cabello, sin embargo, este seguía creciendo.

En 1938 la familia se mudó y se llevaron la muñeca con ellos, a pesar de que la muñeca nunca había mostrado ninguna tendencia malévola, siempre estuvieron muy preocupados respecto a esta situación paranormal, no por el hecho de que fuera hacerles daño, sino más bien por el miedo de que la muñeca terminará en un basurero con el espíritu de Okiku dentro. Así que se la entregaron al templo Mannenji, donde se les entregó incluso un informe sobre el cabello.

Okiku, la extraña muñeca japonesa

Los monjes se responsabilizan por la muñeca y empezaron a cortar su cabello, ya que éste ha seguido creciendo sin parar. Hoy en día, es una atracción para todos los que visiten el templo situado en Hokkaido. Se dice que ahora no solo es su cabello lo que está llamando la atención de todos aquellos que la ven, sino que sus labios ahora están entreabiertos y se ven húmedos y sus ojos parecen ser reales.

Se le han hecho varios experimentos, no obstante, nunca han llegado a una conclusión, todo ha sido un misterio sin resolver. No está claro que lo que está pasando con el crecimiento del cabello de la muñeca Okiku.

Muchos piensan que es algo sobrenatural y que jamás se hallará la respuesta, y que su cabello seguirá creciendo eternamente, no obstante algunos escépticos creen que todo esto es parte de un truco.

Nada está claro, y como siempre cada persona tiene su propia opinión, creencia y pensamientos, solo queremos saber ¿Qué crees que está pasando con la muñeca? ¿Será realmente algún tipo de truco? ¿Estará el espíritu de la pequeña Okiku dentro de la muñeca hasta el día hoy?

Referencia

  • Occult Museum, The haunted doll of hokkaido, whose hair won’t stop growing. Para Theoccultmuseum [Revisado en agosto de 2016]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!